Sociedades Inmaduras

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •   
  •  
  •  

La Crianza y Educación Natural se desarrollan en equilibrio en las tribus indígenas maternales, una importante razón es que tienen más cantidad de adultos que niños. En cambio en nuestra cultura se hacina a los niños con un solo adulto, en colegios, o con una madre que se hace cargo cotidianamente y principalmente sola de dos, tres, o más niños. La nuestra es una crianza y educación con adultos estresados y/o insensibles. Los niños padecen una gran escasez de adultos. Al interactuar tan pocos adultos con muchos niños, les quitamos la fuente natural de aprendizaje que les permite nutrirse intelectual y afectivamente para madurar.

 

Luego nos quejamos de las rabietas del niño, de la inmadurez y reacciones del adolescente. Pero normalizar es nuestra gran solución: “Es algo normal en estas edades”. La culpa la tiene la edad del niño o del adolescente, y no que nosotros tenemos organizada nuestra sociedad de forma inhumana.

Frente a la cantidad creciente de adultos que tardan en madurar o no lo hacen nunca, los responsabilizamos de padecer una vida que despreciamos, y creemos que nada tiene que ver con el modo en que organizamos nuestra sociedad. Siempre es más fácil culpar a los inadaptados o a las víctimas.

Todos los animales de manada con hijos en larga dependencia tienen más adultos que niños, y juntos crían y educan a los niños.

El principal motivo de los celos entre hermanos, surge de la escasez de adultos.

Un solo adulto no puede cubrir las necesidades que tienen dos o tres niños.

Nuestros hogares son del “te quiero, pero no te soporto, te quiero y te pego, te quiero y te odio, te quiero y te rechazo”.

Hemos naturalizado los celos, el amor-odio entre hermanos.

Pero además estos sentimientos también se dan entre padres e hijos, “Os quiero ¡¡pero estoy harta de vuestras peleas, no os soporto más!!”.

En consecuencia muchas madres decidimos trabajar para escapar del estrés de criar y educar a los niños en soledad.

Incluso algunas madres elegimos quedarnos con los niños, pero nos evadimos de la relación con nuestros hijos dedicando gran parte de nuestra atención en estudiar.

Nos capacitamos, hacemos cursos, atendemos a otras madres para ayudarlas a conectarse con sus hijos, cuando en el fondo estamos huyendo de los propios.

Caemos en un gran autoengaño.

Realmente ¿qué tiempo queda para atender las necesidades de dos o tres hijos, y además con nuestra mente muy pendiente en resolver las dificultades de otras madres?

No seamos cómplices del engaño, esta huida de la relación con los propios hijos, en gran parte se sustenta en nuestra forma de organizar la sociedad.

Nos haría bien a todos salir del autoengaño, denunciar nuestra organización sociedad como generadora de tanto desorden emocional, y no abandonar a las madres a la soledad.

Todos los animales de manada con hijos en larga dependencia tienen más adultos que niños, y juntos crían y educan a los niños.

 

Nuestra cultura sacrifica a los niños para que los adultos se ocupen de acumular. Esto comienza a hacerse evidente ya con los imperios egipcios, los adultos tenían que trabajar para satisfacer a un faraón.

Sociedades organizadas para la acumulación, energía de juventud de los padres en función de la cosificación, a costa de quitarle a los hijos los adultos necesarios para su buen desarrollo.

Creando sociedades inmaduras, de estrés, de rivalidad, de desequilibrios emocionales por doquier.

 

Los siguientes planteamientos se hicieron en los Parlamentos Europeos, y beneficiarían la posibilidad de contar con más adultos que niños para criar y educar a los hijos juntos sin remplazar a los padres.

Parlamentarios Alemanes plantean que los niños puedan tener cuatro “padres”

Junto a los biológicos, se acepten hasta a dos “padres sociales”

Según un documento de trabajo redactado por los Diputados Katja Dörner y Volker Beck y presentado en el congreso en Berlín en septiembre 2016, son muchas las familias en las que más de dos adultos asumen la responsabilidad de los niños.

Los Parlamentarios exponen la necesidad de abrir el derecho de familia a “constelaciones de varios padres”. “Para asumir la responsabilidad en la educación o la manutención de un menor no se necesita ningún parentesco biológico”. La condición debe ser, que todos los participantes en esa fórmula estén de acuerdo y que no haya disputas en torno a la custodia del menor.

El parlamento de España en mayo del 2016, la Diputada Anna Gabriel expuso la necesidad de criar a los niños en una especie de “tribu”. “Como en otras muchas culturas” criar a los hijos junto a otras personas que convivan en el mismo espacio.

En otras culturas el concepto de maternidad y de paternidad “no está individualizado” como en los países desarrollados. “No se centran en un núcleo pequeño como una familia nuclear”, una pareja con uno o varios hijos. Las familias convencionales son “pobres” y “enriquecen muy poco”. “Aunque tú quieras lo mejor para ellos, se entra en una lógica perversa”. Diputada Anna Gabriel

“Para educar a un niño hace falta toda la tribu”.

Para no resultar contradictoria os comento que mi formación fue anterior al nacimiento de mi hija, y hace muy poco comencé a trasmitir y ayudar a otras madres y padres con nuestra experiencia de crianza y educación. Cuando nuestra hija ya tenía 12 años de edad, porque no quise desantenederla concentrándome en otras personas. Mi marido y yo, estuvimos atentos en no dispersarnos y dedicar nuestro tiempo en cubrir sus necesidades, y lo seguimos haciendo. Con las aportaciones en EcoNiñez compartimos con ella su gran interés en la sociología, antropología y psicología, investigamos y aprendemos juntos.

El siguiente vídeo es un estudio sobre el aumento de trastornos mentales en niños de 1 a 5 años de edad, del Centro de Estudios Evolutivos del Niño de la Universidad del Desarrollo, expuesto por Felipe Lecannelier.

Para prevenir y detener el drástico aumento, los niños deben disponer de forma continua uno, dos o más adultos por cada niño.

Adultos que pasen mucho tiempo con los niños, y se relacionen de forma activa y afectuosa. Se comprobó que la cantidad de tiempo que se interactúa con los niños es fundamental, incluso más que la calidad.

La OMS denuncia el aumento mundial de los trastornos mentales en el Mundo. 

El director del centro de salud mental de Londres, Ricardo Araya, reconoce que las aplicaciones de prevención en colegios y otras instituciones no produjeron el efecto positivo que buscaban, los estudios lo han demostrado. Quiere decir que en general los actuales programas en ejecución no sirven.

 

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Translate »
error: Content is protected !!