¿Qué podemos hacer para que los niños demanden aprender, es decir que su capacidad natural de aprender no se apague?

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •   
  •  
  •  

El interés de mi hija por aprender siempre fue tan intenso, que yo nunca podría haberme imaginado algo así en un niño. Ahora tiene 11 años, algunas veces ayudó a los vecinos de uno y dos cursos más que ella con los deberes. En informática sabe programar con lenguajes que se utilizan en la Universidad de Ingeniería. Por eso actualmente con 11 años enseña a los adultos a programar en varios lenguajes de Software Libre.
Es imposible que haya adquirido este conocimiento por presión, su demanda por aprender es muy elevada y todo lo hace jugando. El papá y yo desde que ella era pequeña jugamos como niños, por eso hemos sabido comunicarnos con ella, hablamos el lenguaje de los niños, ella nos entiende y nosotros la entendemos a ella. Nunca nos hizo falta reñirla y no ha crecido sin rabietas.
Jugando le transmitíamos el conocimiento, e inmediatamente ella iniciaba su propia creatividad, nos lo enseñaba y aprendíamos también de ella. Todo se daba y se da en un lenguaje dinámico de juego, alegría, creatividad, rizas y en este placer la demanda de conocimiento se dispara.
Como nos pedía tanto conocimiento, por ejemplo el padre seguía creando cuentos de matemática, y a los 6 años jugaba con los números primos, raíz cuadrada, potencia. A ella le gustava hacer muchos cálculos mentales, la mayoría de las veces no nos dejaba apuntar en papel las operaciones matemáticas. Y cuando hacía los cálculos mentales ponía cara de placer. Nosotros hasta el día de hoy estamos con la boca abierta.

El entusiasmo de aprender de Chiara es resultado del afecto. El padre y yo hemos hablado y hablamos el lenguaje de nuestra hija, es decir que jugamos mucho con ella y por eso todo lo que aprende lo hace Jugando. Para ella aprender es un placer, porque le significa sentir amor. Sentir el amor que los padres le trasmitieron jugando con ella. Entonces cuando aprende siente que juega en el amor.

La clave está en hablar el lenguaje de los niños, y todo fluye de un modo increíble. Si utilizasmos el lenguaje del niño hay una real comunicación con él, y al entenderse mutuamente no hay agresión, no se necesitamos reñir, castigar, poner límites.

Esto no es automático, ya que los adultos hemos perdido la capacidad de jugar, nos criaron en la represión del juego, para ser serios y responsables con nuestras obligaciones.
Por eso no tenemos iniciativas y ganas de jugar con los niños, entonces la “no intervención” nos viene bien para la estructura de la represión del juego en la que nos hemos criado los adultos.

Hay una gran contradicción, los adultos nos motivamos unos a otros, pero con los niños nos tenemos que presentar como si fuéramos personas sin vida, sin vitalidad, realmente alguien que desmotiva y aburre.
Si los adultos somos personas sin iniciativas, alguien que no nos habla si no le preguntamos algo, es realmente desagradables y desmotivamos a cualquier adulto.

Lo mismo sucede con nuestros hijos, nos relacionamos con ellos como personas vacías sin iniciativas hacia nuestros hijos, pero Sí tenemos iniciativas hacia otros adultos.

Nuestros hijos pueden pensar, “ese adulto es más importante que Yo, mi madre tiene tanta iniciativa hacia él, se ocupa de contarle tantas cosas de ella, quizás yo no seré tan valioso para que mi madre tenga tata iniciativa hacia mi”, “ella no tiene iniciativas de jugar conmigo, solo cuándo yo se lo pido”.

Este es un niño que carga con un adulto que no tiene iniciativas, siempre está tirando de ese adulto, hasta que se acostumbra y entiende que sus padres no van a tener iniciativas hacia él.
Así se repliega en sí mismo, y se queda emocionalmente carente, tendiendo a la soledad interna.
Y luego creemos que se ha hecho autónomo. Cuando en realidad se ha excluido de una relación que no tiene atractivo.

Todo lo que he desarrollado en los libros, ayudará a identificar las estructuras que nos impiden tener una intensa comunicación con el niño.

La web de mi hija:

http://chiaraani.aprenderenfamilia.org

Artículos relacionados

Deja un comentario

Translate »
error: Content is protected !!