¿La libertad de elegir es consciente o inconsciente?

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •   
  •  
  •  

Nuestra libertad de elegir se encuentra condicionada por la percepción que tiene nuestra especie, de captar la realidad a través de los sentidos humanos (vista, tacto, gusto, olfato, oído), una hormiga verá otras cosas distintas a la que podemos hacerlo nosotros. Además de todos los condicionamientos, la base de nuestra toma de decisiones es el inconsciente.
Gracias a los avances en las investigaciones sobre el procesamiento de información que hace nuestra mente, como el estudio de Wilson Timothy (2002) Profesor de la Universidad de Virginia. Se puede afirmar de nuestra psiquis (todos los procesos y fenómenos que hacen la mente humana como una unidad) que:

el inconsciente tiene una capacidad de procesamiento de información de 11.000.000 de bits por segundo,

mientras que la consciencia solo puede alcanzar un tope de 40 bits por segundo.
Si nuestro inconsciente procesa 11 millones y nuestra consciencia a lo máximo a lo que puede llegar es a 40.
La consciencia procesa el 0,00036 por ciento de la información.
El inconsciente procesa el 99,99963 por ciento de la información. Lo que procesamos desde la consciencia prácticamente no existe, es insignificante.

Nuestra consciencia no tiene acceso a la parte inconsciente, no la podemos controlar, ni elegir lo que procesamos en esta área.
¿Da miedo, inseguridad, vértigo darnos cuenta que no tenemos el control de nuestro Yo? Más en estos tiempos en el que hasta se nos hace creer que podemos crear la realidad con solo pensarlo, y si esta no responde a lo que hemos decidido, es porque supuestamente “somos unos incapaces, pero por supuesto, únicos e individuales”, con esto nos dicen que el éxito y la felicidad es solo para algunos.

Hay una contradicción muy fuerte entre la evidencia de los estudios del inconsciente, y la suposición de que nos es posible controlar todo. Si los estudios muestran, que por nuestra naturaleza, ni siquiera controlamos nuestras decisiones, sino que es el inconsciente emocional el que ha decidido antes. Entonces:: ¿Por qué le tenemos miedo a no tener el control de todo? ¿Por qué tenemos que ir en contra de esta característica de nuestra naturaleza? ¿Por qué creemos que puede ser malo que nuestra conciencia no sea la que controle, si es parte de nuestra naturaleza poseer inconsciente al que no controlamos?

Por otro lado, si la naturaleza hubiera hecho que nuestra libertad se fundara en la elección consciente, tendríamos que tener una capacidad de consciencia más amplia. Pero no es así, la capacidad de procesamiento de información de nuestra consciencia es ínfima, casi inexistente es del 0,00036 % en comparación con la del inconsciente que es del 99,99963 %. Por lo tanto nuestro inconsciente emocional es el que decide, con la información de lo que hemos vivido, con las emociones que hemos experimentado con los otros. Todo este proceso inconsciente es el que eligen qué sentimos, y por lo tanto, qué razonamos, indicándonos qué debemos hacer.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Translate »
error: Content is protected !!