Crianza con Apego

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •   
  •  
  •  

Os cuento que los vídeos están basados en la experiencia de mi familia de una crianza con apego. Parto en casa, lactancia de muchos años, realmente muy prolongada, y educación en casa. Mi hija está a punto de cumplir 12 años.
La crianza con apego lo hemos aprendido de nuestro queridísimo pediatra y psicólogo, recientemente fallecido Dr. Jorge Washington Díaz Walker. En la presidencia de los Kirchner fue reconocido como mejor médico de Argentina.
Cuando nació mi hija hacía 30 años que Jorge enseñaba en Argentina el constante contacto corporal con el bebé. Aprendí a llevar a mi hija con un pañuelo con él. Jorge también nos enseño lo beneficios del colecho, parto en casa, antivacunas, vegetariano, lactancia prolongada, lactancia exclusiva por un año, creó un aparato para que las madres adoptivas pudieran dar de mamar, etc. Cuando mi hija nació hace 12 años, conocí a mellizos adoptados que ya tenían 10 años, y que su madre adoptiva les dio de mamar a ambos, con las enseñanzas de Jorge. Luego transmití todo lo que aprendí en Amananta Benimamet, grupo de crianza, apoyo a la lactancia y preparación al parto.
Todo eso nos lo enseñaba Jorge gratuitamente en Buenos Aires, y luego lo hizo en todo el país. Cuando Laura Gutman volvió a Argentina hacía casi 30 años que el venía enseñando a las madres, a conectarse con sus hijos, en el grupo de crianza Ñuñu, asociación fundada por Jorge en el año 1974. Y se por otras madres que Laura aprendió con Jorge pero nunca lo nombró en sus libros.
Jorge siempre nos donó sus conocimientos gratuitamente, no se lo conoce porque no tiene márketing publicitario, pero dedicó toda su vida a esta causa.
Y respecto a la psicología por supuesto que estaba integrada en la crianza. Pero la psicología en Argentina se trata del análisis de la propia infancia de los adultos. Siempre fue así, la Facultad de Psicología forma a los psicólogos para la indagación del inconsciente, para ponerle palabras a esa parte de la infancia no nombrada,  y así poder reconocer e integrar esa parte vivida, que nos pertenece.

Realmente estoy muy preocupada, después de 12 años de crianza con apego, de haber vivido cómo es la continuidad de esa crianza, y que en general se abandona. Esto me preocupa en demasía porque la sociedad con la que tendrá que lidiar mi hija, es mucho más violenta. No es porque yo lo digo, sino que continuamente hay nuevos estudios de las Universidades que lo comprueban, criamos en el autoritarismo y el rechazo, nombrando la palabra libertad y amor, aquí los podéis leer www.econiñez.es.
Es una contradicción que hacemos sin darnos cuenta, porque nuestra organización social nos dirige sutilmente hacia eso, y se carga nuestra crianza con apego. Por eso tenemos que saber cómo lo hace.
La indagación de la propia infancia está bien, yo lo he hecho, porque la Psicología en Argentina, no solo ahora, sino que siempre consistió en identificar y poner en palabras nuestras partes escindidas, porque inconscientemente estas actúan en nuestra vida. Pero la búsqueda tiene que incluir el entendimiento de la organización social que lleva a boicotear nuestros esfuerzos.
Por ejemplo la depresión posparto, es entendida como un problema de la mujer, por haber creado su identidad en la autosuficiencia, autonomía, y luego cuando tiene el niño, se le viene el mundo abajo, la realidad le demuestra que no puede sola. Pero no es cierto que la mujer haya construido esa identidad, la sociedad por su organización social desde pequeños nos machaca con la autonomía. Y la mujer si no es autosuficiente se queda sola encerrada en su casa, o trabaja o no tiene vida social.
Entonces lo que hay que cambiar es la organización social, pero no alcanza con más conciliación familiar, los países que la tienen continúan con mucha violencia de genero, guerras, alto nivel de suicidio, etc.
Necesitamos cambios que posibiliten una sociedad más afectuosa, una cultura de maternaje de hombres y mujeres, la crianza con apego con continuidad real, lactancia prolongada durante muchos años, etc. Pero para conseguirlo es preciso saber cómo reproducimos constantemente la competencia entre las personas, porque sino seguiremos hablando de amor y libertad, pero cada vez estaremos más unos contra otros.

Los vídeos también hablan de las causas de nuestra falta de entendimiento.
Dónde se origina nuestra dificultad para la comunicación y cooperación. Y cómo dejar de reproducir este estado de competencia y rivalidad, todo el proyecto va de eso.

Cada vez caminamos a más individualismo, esto se puede invertir de raíz, porque somos animales que tenemos muchos años de una gran dependencia, hasta que llegamos a ser adultos.
Hay que conseguir que los padres vuelvan a sentir a sus hijos, vuelvan a comunicarse como nuestra naturaleza de mamífero lo necesita. Las tribus maternales donde todos se sienten unidos afectivamente, y todos buscan el bienestar mutuo, es porque no han perdido la conexión natural con sus crías.
Estudios de la Universidad de Alemania y Canadá, comprobaron que el 70% de nuestra población, rechaza a sus hijos, sienten que su infelicidad se redujo. La emoción que expresan, es que tener un hijo es peor que si se hubiera muerto su pareja.
Si no hacemos algo al respecto, todo lo que intentemos va a ser en vano, porque los niños no desarrollan empatía, los padres los rechazan, no sienten a sus hijos. Luego son personas desesperadas por llenar su ego con algo, que no saben con qué. Pero de lo único que se pueden ocupar en su vida es de su ego, porque tienen un Yo desesperado, vacío de humanidad.

Los adultos tenemos que comprender que a pesar de que deseamos la libertad, fuimos educados para elegir la falta de conexión entre las personas, para elegir saciar nuestras carencia, es decir nuestro ego, para elegir relaciones autoritaria, y la gran dificultad es que no percibimos que nos pasa todo esto. Creemos que con solo tener ciertas actitudes ya conseguimos una crianza en libertad y felicidad, para nuestros hijos.
¿Pero cómo vamos a criar en libertad, si nosotros estamos presos de sentimientos de competencia, rivalidad, rechazo, incapacitado para el amor hasta con nuestra pareja?

Artículos relacionados

Deja un comentario

Translate »
error: Content is protected !!