¿Cómo evitar la manipulación de la Tv, cine, tecnología en nuestros hijos?

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •   
  •  
  •  

Un atrtículo sobre un estudio nos informa: ¿Cómo las princesas Disney influyen en que las niñas no estudien matemáticas?
Las niñas influidas por los esquemas que promueven los dibujos animados de Disney aceptan ciertas reglas de comportamiento para su sexo. Tienen miedo de mancharse, por ejemplo, lo que les impide explorar el mundo que les rodea. Aceptan a su corta edad que hay actividades propias de su sexo, lo que las limita en el futuro a la hora de estudiar ciencias naturales y matemáticas.
https://actualidad.rt.com/ciencias/211027-princesas-disney-ninas-estudiar-matematicas

Comentario muy interesante de una madre: “…Es muy real la influencia de las imágenes sobre las ideas que nos formamos del mundo. Y sí, se manipula el pensamiento a placer…”

Pregunta de un padre: “Como crees que nos afecte winnie pooh? Es pregunta seria a mí me encanta verla con mis hijos.”

Mi hija es una apasionada de las matemáticas, y de pequeña le gustaba mucho winnie pooh, pero lo mirábamos juntas y analizábamos lo que nos parecía bien y lo que no nos gustaba. Por ejemplo que la escenas eran de niños sin padres, como niños huérfanos de Piter Pan pero representado en animales niños. Lo positivo es la ternura y el afecto entre los personajes, de eso se disfruta.

Lo primordial en la relación con nuestros hijos es que ninguna cosa tiene que ser más importante que la relación con nosotros, los padres. Porque sino otros serán más importante en su vida, y estarán afectados por estos, además se producen adicciones a las cosas o personajes que reemplazan lo que le está faltando de nosotros. En este caso habría que preguntarse ¿por qué mi hijo prefiere ciertas cosas antes que la relación conmigo?
No olvidemos que como cualquier animal los niños nacen con ciertas características para la supervivencia, y una de ellas es preferir el vínculo con sus padres antes que con cualquier otra cosa para aprender a vivir, como lo hace cualquier mamífero de larga dependencia. Si el niño comienza a preferir otras cosas teniendo cada vez menos relación con nosotros, es por que lo hemos inducido a ello sin darnos cuenta, ya que los adultos fuimos criados de ese modo, y además todo nuestro sistema social nos empuja a cosificarnos. Por eso tenemos que hacer mucho esfuerzo en interactuar recurrentemente con nuestros hijos, para no romper el vínculo y que sea arrastrado por las cosas que reemplaza la relación que por naturalezan el niño necesita.

El tiempo y la calidad de la interrelación es fundamental, si la relación con los adultos que quieren al niño, no es lo suficientemente interesante, el niño irá a buscar el goce de vivir en otra cosa, películas, vídeo juegos, móviles, etc. Además hay muchas cosas de nuestra cultura que tiene que ser analizada con el niño y reinterpretada, para que él vaya adquiriendo capacidad crítica frente al sistema inhumano que nos quieren imponer. Si el niño recibe la información de nuestra cultura sin que nosotros le transmitamos nuestra interpretación, es como entregar a nuestro hijo para un sacrificio divino, en esta caso es al mercado, su criterio de vida será el que le imponga el mercado. Pero os aseguro que nosotros tenemos un poder mucho más fuerte, y es la profunda conexión humana, el placer de nutrirse de las relaciones humanas, si lo recuperamos es mucho más poderoso que cualquier otra cosa, porque está es nuestra naturaleza, si ella el ser humano no hubiera evolucionado, ni existido.
Para entender más lee Científicos de La Teoría del Apego, gran estudio sobre Desarrollo Emocional y Educación

Artículos relacionados

Deja un comentario

Translate »
error: Content is protected !!